miércoles, 29 de julio de 2015

Reseña + Proyecto delirante: Lluvia de fuego, de Leopoldo Lugones

Reseñas para escritores: Para aprender a escribir hay que leer, leer, leer y leer. "Lee sobre todo a los grandes, para imitar sus patrones y talento. Lee un poquito a los malos, para reconocer sus errores y aprender de ellos. Lee ficción, lee ensayo, lee sobre el acto de escribir."

Cuento: La lluvia de Fuego

Autor: Leopoldo Lugones

Del libro: Las fuerzas extrañas

Año 1906

Y tornaré el cielo de hierro y la tierra de cobre.

Levítico, XXVI - 19.

Fragmento: "Recuerdo que era un día de sol hermoso, lleno del hormigueo popular, en las calles atronadas de vehículos. Un día asaz cálido y de tersura perfecta.
Desde mi terraza dominaba una vasta confusión de techos, vergeles salteados, un trozo de bahía punzado de mástiles, la recta gris de una avenida...
A eso de las once cayeron las primeras chispas. Una aquí, otra allá -partículas de cobre semejantes a las morcellas de un pábilo; partículas de cobre incandescente que daban en el suelo con un ruidecito de arena. El cielo seguía de igual limpidez; el rumor urbano no decrecía. Únicamente los pájaros de mi pajarera cesaron de cantar..."

Así empieza este cuento, de ese Señor tan famoso como para que una de las avenidas más importantes de Buenos Aires tenga su nombre y del que desconocía que hubiera sido escritor (lo reconozco con mucha, mucha vergüenza).
Resulta que me anoté en la Maratón Nacional de Lectura organizada por la Fundación Leer y como parte de la promoción del hábito de la lectura, cada semana te mandan dos cuentos a tu casilla de correo.
Cuando veo que uno de ellos era de Leopoldo Lugones, me entró curiosidad, sobre todo por el nombre del cuento, pero cuando lo abrí y vi que empezaba con una cita bíblica pensé "Uh... qué plomazo. Se viene el sermón".
¡Tengo el agrado de decirles que me equivoqué rotundamente!

Reseña


El tema

Es un relato apocalíptico, digno de una historia de "cine catástrofe" que apenas si menciona de lejos la cuestión religiosa.
Investigando un poco me he dado cuenta de que está basado en el relato bíblico sobre la destrucción de Sodoma y Gomorra, porque hace referencia a "los compatriotas de Adma y Seboím" que son ciudades que también incineró Dios con su lluvia de fuego y azufre.
Realmente no hace ninguna referencia a la cuestión teológica, sino que se limita a narrar los hechos, pensamientos y sentimientos del protagonista desde que empiezan a caer las primeras chispas. 
Ya me puedo imaginar a Lugones, preso de la depresión, soñando una escena apocalíptica, con un final terrible pero deseado.

La voz

Está narrado en primera persona del pasado, por un señor mayor y de buena fortuna, que vive solo y con muchos esclavos.
El único problema es que hay que tener un diccionario a mano porque encontré muchas palabras que ya son poco comunes estos días.

El argumento


Esta es la mejor parte. Lugones toma esa frase bíblica "Y tornaré el cielo de hierro y la tierra de cobre" y se imagina a su personaje en Sodoma justo el día en que Dios cumple la amenaza que le había hecho a Abraham. 
El hombre estaba tranquilo, reposando en su terraza cuando ve chispas caer del cielo.
Él las describe como bolitas de cobre incandescente. Primero son unas pocas, después se se larga un poco más fuerte y a la tarde para. 
Esa noche la gente sale a la calle a festejar, se van en juerga, fiesta y desmanes.
Para cuando amanece al otro día, ya diluvian esas bolas de cobre incandescente y empieza ha hacer un calor sofocante. El agua se pone fea y comienzan los incendios.
Tres días completos continúa esa lluvia.
Llega un momento en que las casas se empiezan a derrumbar bajo el peso del cobre y por acción de los incendios.
Después de tres días él sale de su sótano, ve la devastación de la ciudad... piensa en sus posibilidades de supervivencia y justo cuando está juntando esperanzas... empieza a llover de nuevo...

El autor

Leopoldo Lugones nació el 13 de junio de 1874 en la localidad de Villa de María del Río Seco, provincia de Córdoba, Argentina. Periodista y escritor, viajó por Europa, y pasó por muchos puestos políticos en nuestro país. Por las circunstancias políticas de la década de 1930 y quizás también por su propia militancia, se suicidó el 18 de febrero de 1938 en Buenos Aires al ingerir una mezcla de cianuro y whisky (tómese nota de ese dato importante).
En Argentina se celebra el Día del Escritor el 13 de junio, en conmemoración de su natalicio.


El Proyecto delirante


¿En qué consiste este delirio? 

Los que hayan pasado por mi página de Facebook ya se deben dar una idea.
Mi proyecto consiste en invitar a cualquier escritor que se quiera sumar, a presentar un relato original en el que se narre, desde el punto de vista de un personaje determinado, este escenario de lluvia ardiente. En nuestro caso, lo ambientaremos en la actualidad.

¿Cómo se presenta? 

Como les plazca, por ahora sólo escriban. Puede estar en su Blog, en Word, en un e-mail, PDF, escrito a mano y enviado por correo tradicional... Eso no importa. Sin máximo ni mínimo de páginas, ni fuente o interlineado determinados.
Solo hay dos requisitos:
Uno es que tienen que estar narrado en primera persona, tiempo pasado. La otra es que se deben seguir la historia de base para que todos los relatos presentados realmente parezcan que sucedieron al mismo tiempo y no haya incongruencias.

¿Qué vamos a hacer con eso?

Probablemente algún día podamos hacer una antología o ebook colectivo. 
Por ahora no me tiro a organizar eso con toda la furia porque no sé a cuantos les puede gustar la idea.

¿Cuál es la historia de base que hay que seguir?

Digamos que el 27 de julio de 2015 por la mañana, empiezan a caer chispas de cobre.
Para después del mediodía ya es una lluvia constante de bolas de cobre del tamaño de una pelota de golf, tan calientes que se ven al rojo incandescente.
Al atardecer la lluvia cesa por completo.
Pero a la mañana del día siguiente empieza otra vez la lluvia de fuego y no para por tres días seguidos.
Llueve tanto que queda una capa de un metro de cobre sobre la superficie de la tierra.
La lluvia se detiene al mediodía del tercer día, pero solo por unas horas y luego vuelve a diluviar por tres días más.
Eso pasa en todo el mundo a la vez.
No le busquen una razón científica o lógica. Simplemente llueven pepas de cobre incandescente del cielo sin nubes. 
Pueden pensar que es magia, castigo divino, extraterrestres o un agujero de gusano que se abrió cerca de nuestro planeta y lo único que hace es escupir micrometeoritos de cobre que no se desintegran al entrar en la atmósfera. Qué sé yo. Da igual.

¿Por qué lo considero un "proyecto delirante"?

Porque es una locura pensar que otros se van a enganchar en esta idea, sobre todo porque hay muchas convocatorias y concursos dando vueltas en el universo bloguero-literario.
Además, por ahora no puedo dar ningún premio y hasta no saber si alguna otra persona tiene ganas de delirar junto conmigo, no me voy a poner a organizar la GRAN convocatoria porque mi tiempo se mide de a gotas.
Una cosa les aseguro: si esto se llena de comentarios positivos y gente que quiere participar, en seguida pongo manos a la obra y se arma el Apocalipsis. ¡Qué llueva cobre, carajo!

Pueden disfrutar de "La lluvia de Fuego" de Leopoldo Lugones totalmente gratis.
Créditos absolutos a la Fundación Leer.




¡Por favor, comenten con sus ideas!
¿Se suman a escribir un relato apocalíptico?



4 comentarios:

  1. Hola. tu proyecto es muy innovador. También me gustó la reseña tan completa que compartes. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta. Puedes sumarte o quizá también compartirlo para que otros participen.

      Eliminar
  2. Hola! Me gustó tu entrada, por cierto te he nominado a un premio: http://ellibreroderuben.blogspot.mx/2015/07/liebster-awards-premio.html Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rubén, me alegra que te guste.
      Gracias también por la nominación. Si te pasas por ese enlace del final, verás que ya he sido nominada tres veces a los Liebster Awards, así que no me comprometo a volver a hacer el cuestionario por ahora.
      Gracias igual.
      http://soniequevolaba.blogspot.com.ar/2015/06/33-respuestas-los-liebster-awards-4-del.html

      Eliminar

Quiero conocer tu opinión. Mándala por aquí, por facebook, twitter, email a gorelia@live.com.ar, o como te quede más cómodo, la esperaré...